domingo, 30 de mayo de 2021

Socioterapia

                                            Los Pilares de la Socioterapia                                                             

                                                                 Lic. Liliana Calvo


El proceso socioterapèutico orientado al logro del  pleno desarrollo, progreso y enaltecimiento de la personas, familias y comunidades. Interviene fortaleciendo los aspectos  vigorosos de los mismos, e intenta facilitarles el modo de la resolución de las dificultades que se les  presentan, encaminadas a elevar su calidad de vida y su reinserción social.

Es un proceso holista, dinàmico, tiene diferentes fases, está en movimiento y no concluye, luego que la persona està alejada del profesional. Es educativo, integrador, clarificador, de prevenciòn en salud y de promociòn social.

Tienes sus pilares, en los fundamentos de la disciplina cientìfica del Trabajo Social. Basada en el  amplio conocimiento del ser humano, con su metodología propia y un  objetivo muy claro que se orienta al desarrollo de las personas, en post del logro de su bienestar.

Dicha disciplina científica ha ido alcanzando su desarrollo, al cabo de los años, poniendo su eje en que cada persona pueda expresar sus necesidades y ver el modo de satisfacerla, con sus propios recursos y con todos los que la comunidad le ofrece. 

Para  que pueda acceder a los sitios de atenciòn que la comunidad posee, el profesional le hace conocer en la consulta, las Instituciones pùblicas, hospitales, centros de salud, centros de la mujer, en el caso de violencia familiar, como asì tambièn las direcciones de oficinas pùblicas, donde radicar las denuncias, telèfonos donde llamar. Como asì mismo los sitios privados u ONG que brinden asistencia para diferentes padecimientos, por ejemplo asociaciones de atenciòn del paciente y familiares con Alzheimer, para niños con trastornos del desarrollo, para pacientes con trastornos bipolares, etc. 

Es de sumo valor en la intervenciòn,  el mejoramiento de lo relacional, conociendo que sus fundadores, han dado testimonio de la importancia de la interrelación de las personas en sus familias y  en su medio social. Y fortaleciendo el empoderamiento de las personas, mediante la toma de conciencia y el desarrollo de sus potencialidades, facilitàndoles de èste modo el descubrimiento de sus aspectos valorativos, resilientes, con el fin de que logren su autonomía y autorrealización.

Luego de la constituciòn de grado, cada socioterapeuta se ha ido constituyendo con el aporte de diferentes formaciones de post grado, elegidas por cada uno de los profesionales.  Asì vemos que de estas destacadas escuelas han surgido socioterapeutas, sistémicos relacionales, socioterapeutas gestàlticos con una orientación fenomenológica-sistemica , socioterapeutas orientados a lo pedagógico vocacional, socioterapeutas dentro de la escuela psicoanalítica, en constelaciones familiares, en trabajo social clìnico,  socioterapeuta en toxicodependencias,  otros en  neurocognitiva, etc.

El surgimiento de lo socioterapèutico a dado lugar, a la necesidad de fomentar el fortaleciento del intercambio entre colegas socioterapeutas, proponiendo el surgimiento de asociaciones de profesionales socioterapeutas, grupos de socioterapia, Blog de socioterapia, sitios web de socioterapia,  tanto en paìses de Latinoamèrica, en Europa, en Amèrica del Norte. Muchos de los cuales tienen  espacios en las redes sociales, difunden artículos científicos, hacen conocer el surgimiento de nueva bibliografías, de cursos de formaciòn online,  que  sustentan sus intervenciones , todo tendiente a la valoración del espacio y con el fin puesto en el crecimiento de cada  profesional del trabajo social.  

                                                            

Copyright Liliana Calvo

Êste artículo puede difundirse mencionando la fuente

 

viernes, 28 de mayo de 2021

Socioterapia e Intervenciòn en Comunidades


Las organizaciones no gubernamentales, son  espacios  posibles  para que el trabajador social, desarrolle  Proyectos Socio Educativos

                               por la Lic. Liliana Calvo*

 

En el presente trabajo me propongo describir una experiencia de desempeño profesional, llevada a cabo en una organización  no gubernamental, dichos organismos  aportan  una posibilidad concreta para el desarrollo de programas sociales. Estas Instituciones de servicio, crecen  día a día, a raíz de los cambios operados en nuestras sociedades.


Fundamentos  de la Experiencia


El enfoque humanista, nació en la década de 1950, influido fuertemente por la corriente existencialista europea.


Abraham Maslow, uno de los creadores de este enfoque, incluye a la autoestima como una de las necesidades primordiales del ser humano. La misma se refleja en la imagen de su “famosa pirámide”, como  parte del camino,  que  conduce a las personas a su desarrollo y superación, lo que él denomina, la autorrealización.

La pirámide por él propuesta comienza por las necesidades más básicas: las de subsistencia, las mismas se refieren a  necesidades fisiológicas y de seguridad, como ser: nutrición, vivienda, cobertura en salud, educación, trabajo digno.

 Luego ascendiendo por la pirámide nos encontramos con las necesidades de: autoestima y pertenencia, ellas se expresan de la siguiente manera, una la autoestima se refiere al sentimiento de confianza en si mismo y al reconocimiento de sus valores, y la otra hace referencia al hecho  de sentirse integrado a una familia, a un grupo, el tener amigos, estar participando en actividades culturales, deportivas, comunitarias, etc.

 Por último en la cima de la pirámide nos encontramos con las necesidades de autorealización,


La Teoría Paradógica del cambio de Arnold Beisser (1),  nos dice que lo paradógico del cambio, es que se produce cuando la persona, la familia, las instituciones, etc.,  “Aceptan  lo que son”.

Dentro de las funciones del Trabajo Social, la Prevención nos insta a realizar todo lo necesario para evitar que los problemas y conflictos sociales se produzcan en nuestra sociedad. Sela Sierra, en su libro Introducción a la Asistencia Social nos comenta: “La Asistencia Social se inclina una vez más a esta función respondiendo a un fenómeno en general en este tipo de actividades, pues “la mayor parte de las actividades destinadas a ayuda a los seres humanos, son al principio de naturaleza curativa inevitablemente y se van extendiendo hasta incluir servicios preventivos”. La comisión de expertos de la U.N., destaca muy especialmente esta función preventiva cuando establece: “ es de importancia fundamental que los programas de servicio social tengan por objeto impedir los problemas sociales y de ser posible, que incluyan medidas para anticiparse a ellos.” (2)

Estos tres enunciados fundamentaron y dieron origen al trabajo desarrollado en una Organización No Gubernamental, realizado en el Área de servicio a la comunidad, de la Institución, la que posteriormente dio origen a la creación del  Área Pedagógica Social.

La labor desplegada incluyó actividades en la sede de la organización y en diferentes entidades públicas y privadas, hospitales, escuelas primarias y secundarias dependientes de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aries, ligas de fomento, y otras organizaciones de la comunidad, etc.. A partir de la tarea de campo realizada en estas instituciones las mismas fueron solicitando la atención, la orientación y el asesoramiento.

La Metodología de Trabajo Social implementada abarcó, el trabajo con grupos, entrevistas de casos, trabajo de campo en las Instituciones de la comunidad próximas a la organización, talleres, etc.

Los talleres y grupos fueron realizados con modalidad reflexivo-vivencial, y se convirtieron en espacios participativos, educativos y formativos. Concurriendo a los mismos las personas que se fueron acercando a las propuestas establecieron lazos  de sostén y solidaridad entre ellos.

A continuación pasaré a realizar la descripción,  de cómo se inició y se desarrolló ésta propuesta de abordaje de lo social.

Descripción de le experiencia


Un equipo de profesionales, conformado por una Trabajadora social, y una  Psicopedagoga, presenta el proyecto de extensión del área de servicio a la comunidad  a la ONG. Con el paso del tiempo, el equipo de profesionales inicial, fue integrando a profesionales de otras áreas, que se fueron sumando al mismo y luego alumnos en formación lo hicieron también como colaboradores.

El objetivo del proyecto fue realizar la extensión del área de servicio a la comunidad, que ya existía en la organización, para desarrollar actividades grupales  que tendieran a la promoción, orientación y prevención, con un enfoque holístico e integrador, orientado a un número considerable de personas.

 

Dichas actividades comenzaron con una tarea de campo realizada por la trabajadora social, realizando un relevamiento de las diferentes Instituciones del área de la organización: escuelas, hospitales, centros vecinales, iglesias, etc. Una vez que se tuvo conocimiento de las mismas se comenzó a tomar contacto con  ellas.

 

En principio, con los servicios sociales de los hospitales públicos de la zona de influencia, a fin de presentarles la Institución  a los colegas que se desempeñaban en los mismos, para luego trasmitirles el objetivo del proyecto.

 

 La misma tarea se realizó con algunas escuelas de los distritos escolares próximos a la ong, pertenecientes a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Se realizaron encuentros con el párroco de la Iglesia de la zona, con los trabajadores sociales del centro de participación y gestión, con  directivos de escuelas públicas y privadas, etc.

 

Todo ello a fin de tejer una red entre las instituciones públicas y  privadas de la zona de influencia, donde el intercambio de información sobre las tareas que cada una de las instituciones desarrollaba, facilitara, la posterior derivación de las posibles prestaciones que surgieran de las necesidades de las personas asistidas.

 

A partir de tomar contacto con las Instituciones, por ejemplo en algunas escuelas se fueron detectando diferentes tipos de necesidades. Algunas de ellas estaban relacionadas con la dinámica interna de las mismas,  por ejemplo en algunas  escuelas, expresaban dificultades en la comunicación con los padres, o con el personal entre sí, en otras ocasiones, se referían a falta de motivación en el desempeño laboral del personal.

 

También fueron solicitados espacios de orientación vocacional para niños de séptimo grado, talleres de creatividad, de juegos para niños, otros de encuentros para padres e hijos, etc. Respondiendo a ello se diagramaron propuestas de talleres orientados a padres docentes y alumnos.

 

Las temáticas se orientaban a la “confirmación vocacional”, en el caso de los docentes. Dichos encuentros se realizaban, para que, a partir de trabajos experienciales, descubrieran cual fue el origen de su elección vocacional, se dieran cuenta, que capacidades y potencias personales, ponían en juego, en su tarea cotidiana, en fin, que lograran revalorizaran su hacer diario y de éste modo elevaran su autoestima.

 

En el caso de los conflictos relacionados con la comunicación entre padres y docentes, se concretaron talleres dentro de los establecimientos educativos, que permitieran, luego de una toma de conciencia de la situación planteada, efectuar nuevos modos más saludables de vinculación. Como por ejemplo” talleres denominados: “La afectividad entre padres y docentes”, “Jornadas sobre Autoridad, convivencia y disciplina”, para padres docentes y alumnos, “El ser colaborador”,  Taller para padres denominado “Acompañando a mi hijo en su crecimiento, etc.

En ocasión de festejarse el “día del niño” se organizaron talleres para los pequeños como por ejemplo:“ Plasmando mis sonidos”, “ Jugando en Familia” “ Creciendo a través del juego” .

A pedido de Asesoras pedagógicas  de escuelas públicas de nivel medio, se realizaron labores de asesoramiento pedagógico-social, organizando “jornadas, grupos para padres y talleres para tutores”, lo mismo fue realizado en otras  escuelas de nivel medio.

En relación al pedido de orientación vocacional se propusieron dos espacios que funcionaban al mismo tiempo, en una escuela pública de nivel primario.  Uno de talleres dirigido a los alumnos y otro para los padres. El de los niños fue coordinado por una Profesora de Pedagogía, el de los padres por una Trabajadora Social y una Psicopedagoga. Esta modalidad tuvo como objetivo que así como los alumnos trabajaran en relación a la elección de su futura carrera, previo conocimiento de las mismas, con técnicas vivenciales esclarecedoras. Los padres pudieran también tomar contacto con lo relacionado al momento por el que atravesaban ellos y sus hijos, el cierre de uno de los ciclos escolares, y pudieran acompañarlos sintiéndose también ellos sostenidos. Durante los encuentros se les brindaba información sobre los establecimientos educativos, horarios de los mismos, distancia desde sus domicilios, como así también futuras salidas laborales de las carreras.

En las escuelas secundarias que fueron solicitando asesoramiento se participó de los comités de “convivencia escolar”, donde fueron observadas las problemáticas recurrentes de los alumnos. A partir de ello se crearon espacios grupales, por ejemplo para: alumnos con posibilidad de ser expulsados”, “talleres para tutores”, etc.

Al mismo tiempo y a raíz de las problemáticas sociales que se fueron detectando, en la comunidad, en la sede de la ong,  surgieron, Talleres para niños”, “de “orientación laboral”,  para padres de adolescentes, para adolescentes, para personas desocupadas, etc.

A medida que se fueron desarrollando éstas propuestas y a partir de la gran concurrencia de mujeres a los talleres, se comenzaron a detectar situaciones de aislamiento y soledad que manifestaban muchas de ellas, las mismas se ocupaban de trabajar dentro de su casa como “amas de casa”. Muchas integrantes de los talleres expresaban no sentirse apoyadas por su entorno familiar, decían no recibir colaboración en sus actividades.

Estas y otras situaciones que se fueron observando dieron origen a la creación de un espacio grupal donde proponerles trabajar con su autoestima relacionada con su rol de  Amas de Casa.

Como trabajadores sociales, día a día realizamos una labor que tiende a la atención  y promoción de las familias.

En función de lo antedicho pasaré a relatar la experiencia realizada en los “Talleres de  Autoestima del Ama de casa”.


Los encuentros tenían como objetivo el revalorizar el rol de la mujer dentro de su tarea cotidiana en la familia, así como también que descubrieran la manera en que se vinculaban dentro de su grupo familiar, en relación a sus hijos y sus esposos.

Todo esto se realizaba teniendo en cuenta que los padres y el medio familiar desempeñan un rol importante en el desarrollo de la autoestima y capacidad resiliente  de los niños. “Partiendo  que si una mamá no se quiere así misma le resultará difícil mostrarle a sus hijos lo que es el amor a sí mismo y el amor hacia los otros”.


“No hay genes que trasmitan el sentido del propio valor. Es en el ámbito de la familia donde se aprende”.* Satir.

 

“Las actitudes, palabras, gestos de los padres, abuelos u otras figuras significativas para un niño tienen un efecto muy importante en él.”

 

Una familia donde existe una comunicación clara, afectuosa, abierta, con normas flexibles, donde los límites son contenedores y no expulsores, ayuda al crecimiento de una autoestima saludable.

 

La falta de soporte familiar, de acompañamiento necesario debilita la autoconfianza, hace que el niño se sienta vulnerable, ansioso y con temor. Muchas veces vive al mundo exterior como peligroso y piensa que todo lo nuevo es “demasiado difícil para él”. De hecho las experiencias que se viven dentro de la familia le brindan ideas respecto a “como ser o no queridos”. (3)

 

Al respecto Virginia Satir (4) trabajadora social y  terapeuta familiar nos expresa en uno de sus libros, que: “si se salva la familia, el mundo se salva”.

 

Para ello y siguiendo la mecánica de taller el mismo se diseñaba en distintas partes:

 

1)     Presentación: el primer encuentro y para que las integrantes se conocieran se realizaban juegos de presentación.

 

2)     Posteriormente se realizaban experiencias tendientes a lograr que las participantes pudieran tomar contacto con su propio cuerpo, registrando como respiraban, como se establecían sobre el suelo al caminar, como estaba su columna vertebral, si tenían tensiones, contracturas, en fin trabajos orientados a desarrollar sus soportes corporales.

 

3)     En la parte central del trabajo se le fueron proponiendo, al cabo de cada encuentro, distintas experiencias, por ejemplo: en una de ellas se les propuso indagar como habían comenzado a desarrollar la tarea de amas de casas, si alguien se las había transmitido o si solas habían tenido que resolver los problemas que se le fueron presentando. Que pudieran descubrir si pedían ayuda, si sabían delegar, como se organizaban con sus otros horarios, si es que trabajaban fuera de sus casa, etc.

 

          4) En el espacio denominado “Ronda del Darse Cuenta” las integrantes expresaban sus descubrimientos en la experiencia que realizaban, como así también todo comentario que deseaban compartir con las otras integrante, al respecto. Aquí muchas veces comentaban que esta labor la realizaban en forma muy solitaria, sin la ayuda de otras personas, teniendo dificultades en pedir y delegar a sus hijos o maridos alguna tarea, aunque ellas necesitaban colaboración. Expresaban padecimientos físicos que requerían atención médica y conflictos en la convivencia familiar.

 

5)Todo encuentro finalizaba con un espacio denominado “cierre”, el mismo tenía por objeto realizar alguna actividad que facilitara la despedida del coordinador y de los participantes.

 

Con relación al trabajo social de organización y desarrollo de la comunidad, la teoría paradógica del cambio nos aporta una nueva visión. Dicha teoría postula que:” el cambio se produce cuando uno se convierte en lo que es, no cuando trata de convertirse en la que no es. El cambio no tiene lugar merced al intento coactivo realizado por el individuo para cambiar o por otra persona para cambiarlo, pero sí tiene lugar cuando aquel invierte tiempo y esfuerza en ser lo que es, en entregarse plenamente a su situación actual.” (1)

 El mismo autor no propone trasladar los enunciados de su teoría para realizar el trabajo en la comunidad expresando que los mismos principios rigen para el cambio social, que el proceso de cambio individual no es más que un microcosmos del proceso de cambio social. Los elementos discordes, no integrados, antagónicos, constituyen una amenaza fundamental para la sociedad así como para el individuo”.

 

Basándonos en esta propuesta este proyecto orientó su abordaje a descubrir en principio:

 

ü  Que es lo que sucedía en la comunidad

 

ü  Registrando luego las necesidades expuestas por los miembros de la misma, y aceptando los conflictos, marginaciones, discriminaciones, como partes, alienadas y fragmentadas .

 

ü  Por último y con un criterio integrador se crearon espacios en los cuales  fuera posible trabajar desde ésta misma perspectiva, con las personas participantes, para que a partir de la toma de conciencia, lograran aceptar sus problemas y  situaciones conflictivas relacionales, e hicieran visibles modos de solución de las mismas,  intentando luego modificarlas.

 

Las  actividades grupales se realizaron desde la metodología del trabajo Social de grupo, uno de los métodos  del trabajo social,  mediante el cual  el profesional intenta facilitar la participación de las personas reunidas sobre la base de un interés común.

 

 Una vez que están  integradas a la actividad, el trabajador social, intenta promover la participación activa de todos los integrantes,  para que de este modo logren  compartir sus experiencias y vivencias personales. Logra así que en dicho ámbito  a partir de lo que cada miembro aporta se haga posible muchas veces la resolución de situaciones problemáticas de la vida cotidiana.

 

Es importante  para ello, que trasmita nociones sobre el respeto mutuo, la aceptación del otro como diferente, el ser solidario, el ser creativo, para que los integrantes del grupo se den cuenta como se comunican y de qué modo se relacionan con los otros miembros en el encuentro de la actividad grupal.

 

El Trabajo social  ha sido pionero en valorizar el espacio del trabajo grupal para las personas, entendiendo que de la participación de las mismas en un encuentro grupal se suscitan aprendizajes, en un espacio de soporte entre sus miembros y el trabajador social.

 

Gisela Konopka define en el año 1963, el trabajo social de grupo como “un método de trabajo social que ayuda a los individuos a mejorar su funcionamiento social a través de experiencias constructivas de grupo, y a enfrentarse con sus problemas personales, de grupo y de comunidad”.(5)



Para finalizar considero que en estas instancias de nuestra sociedad, desarrollar proyectos y programas de atención de las necesidades de la población, es uno de los grandes desafíos que es necesario encarar como profesionales formados para la atención y promoción de las personas. Ésta experiencia laboral responde a este concepto, por tal motivo considero valioso trasmitirla a los colegas y a las nuevas generaciones de trabajadores sociales que emprenden hoy su camino de desarrollo profesional.

 

(1)Beisser Arnosld, en Fangan y Shepard, Teoría y Técnica Gestáltica.  editorial Amorrortu 1989

(2)Sierra ,Sela: Introducción a la Asistencia Social. Edit. Humanitas. 1967.

(3)Calvo Liliana, Familia Resiliencia y Red Social, Espacio editorial 2009

(4) Satir, Virginia: Relaciones Humanas en el núcleo familiar. México.1989.

(5)Gisela KonopkaGrupo de Trabajo Social: Un proceso de ayuda . Prentice Hall, Englewood Cliffs, NT

 

 

*La autora es Asistente Social. Socioterapeuta Gestáltica y Mediadora familiar.¨Directora del Grupo ConVivir y de la Revista ConViviendo, Co autora de Trabajo social y Enfoque gestáltico,  autora del libro  Familia Resiliencia y Red Social, Trabajo social, y  compiladora de Trabajo Social familiar, Transdisciplina y Supervisión, de próxima aparición, libros editados por  Espacio editorial.

miércoles, 26 de agosto de 2020

APORTES DE COLEGAS : TRABAJO SOCIAL: BREVES CONSIDERACIONES HISTÓRICAS Y CAMINOS PARA LA EVOLUCIÓN DE LA ESPECIALIDAD "TRABAJO SOCIAL CLÍNICO" Sonia Guiomar Martins Seixas

 

    “¿Sería demasiado fantástico esperar que el psicoanálisis, a pesar de sus propósitos, esté dispuesto a atenuar las neurosis de la civilización? Tal vez una vez más un americano tiene la idea de gastar algo de dinero para que los trabajadores sociales de su país sean entrenados analíticamente para defender a la sociedad de este caos... las cosas que realmente importan para el desarrollo individual (subjetivo) jamás pueden ser afectadas por regulaciones o prohibiciones.”

Sigmund Freud, 1926 (traducción nuestra).

 

INTRODUCCIÓN

 

Este breve artículo tiene como objetivo principal confirmar y fundamentar la pertenencia del Trabajo Social al área clínica, desde su origen, a través de la referencia cronológica, a partir de las principales pioneras, estudiosas y practicantes del trabajo social de casos - casework - y su evolución hasta la actualidad.

Las prácticas fundadoras de la profesión muestran, sin lugar a dudas, su objeto e instrumentos de intervención: el sujeto en interacción con su ambiente social sin limitaciones, es decir, estudio e intervención desde la perspectiva persona/ambiente y sus vicisitudes.

La influencia de la teoría psicoanalítica, desde sus inicios, y un panorama del hacer especializado del asistente social clínico en los diferentes países, actualmente enriquecido y valorado por una diversidad de saberes, nos invita a reflexionar.

 

Mary Ellen Richmond

 

Es imposible comenzar las reflexiones sobre el trabajo social en su origen, evolución y diversidad sin comenzar con Mary Ellen Richmond (1861-1928).

Mary Richmond creó las bases para el desarrollo de la metodología científica del trabajo social profesional. Ella examinó las causas de la pobreza y la exclusión social en la interacción entre el individuo y su ambiente.

Fue Richmond quien desarrolló sistemáticamente el contenido y la metodología del diagnóstico en el período de 1910. Su primer principio era que el cuidado debía centrarse en la persona incluida en su situación y en su capacidad resiliencia ante su sufrimiento, transformando las adversidades de la realidad en añadidos. Basándose en una extensa investigación, desarrolló lo que llamó "diagnóstico social", que originó su clásico Diagnóstico Social (1917).

Su famoso diseño circular visualizaba la correspondencia entre el sujeto y su ambiente. Richmond identificó las fuentes de poder a disposición de los sujetos y sus trabajadores sociales: fuentes dentro del hogar, en la persona, en el vecindario, en la red social pública y privada.

En su segunda gran publicación "¿Qué es el trabajo social del caso?" (“What is Social Casework?” 1922), Mary Richmond introdujo la metodología de "aprender de los casos".

Ella hizo extensos comentarios sobre seis situaciones prácticas descritas de manera elaborada. Primero vino, sin embargo, una comunicación abierta y honesta con los clientes, sin comprometer las formalidades. El fortalecimiento de la resiliencia del cliente es un componente natural de este enfoque. La petición de Richmond de involucrar a los clientes en la resolución de sus problemas, reconociéndolos como actores en sus roles sociales, todavía contribuye a las intervenciones actuales en la mayor parte del mundo, ya que el sujeto tiene potencialidades para resignificar sus experiencias y no es un ser despojado de las habilidades necesarias para someterse pasivamente a las adversidades.

Richmond también predijo desarrollos con los que la terapia familiar llegó a preocuparse en la década de 1980, viendo a las familias como sistemas dentro de sistemas (Bardhill y Sauders, 1989). Reconoció que las familias no son conjuntos aislados (sistemas cerrados), sino que existen en un contexto social particular, que influye interactivamente y es influenciado por su funcionamiento. (Nichols, M. P. & Schwartz, R. C., 1998).

Mary Richmond es sin duda mundialmente conocida como la madre del trabajo social.

 

Gordon Hamilton

A través de su libro “Teoria e Prática do Serviço Social de Casos” (1951), discute extensamente sobre el "mejoramiento humano", que puede ser descrito como "el desarrollo de las potencialidades del sujeto”.

Hamilton postula que el objetivo de cualquier sociedad, a medida que evoluciona cultural y económicamente, debe asegurar la elevación del nivel de vida, mejoras de la condición humana en todos sus aspectos.

Hamilton defiende que el trabajo social sea reconocido como una profesión humanística, ya que todo acto humano implica en dos elementos:

Persona y situación > Subjetividad y objetividad, que se influyen mutuamente.

 

Subjetividad:

Característica, particularidad e intimidad, estado psíquico y cognitivo del sujeto cuya manifestación puede ocurrir tanto en el ámbito individual como en el colectivo, haciendo que este sujeto tome conocimiento de los objetos externos a partir de sus propias referencias.

 

Objetividad:

La objetividad es algo externo, una situación, independiente de la característica del individuo, sus sentimientos, emociones, aspiraciones, auto-referenciales.

“Una postura personal me había llevado, desde Hamilton, a profundizar el conocimiento indicado en su cuadro de referencia y a reforzar así la contribución del saber psicoanalítico a la práctica clínica del trabajo social.

Al hacerlo, pude ver que no hay una relación necesaria entre el trabajo social clínico y los ajustes.” (Araújo, 1982, pág. 12, traducción nuestra).

 

Anette Garrett

Garrett contribuyó al trabajo social de casos, casework (1957), a través de un estudio delineado de la relación orientada psicoanalíticamente entre el asistente social y el cliente.

La propuesta de Garrett implica elucidar el significado del término relación en el trabajo social de casos (casework) a un concepto más amplio, que incluye la transferencia en un concepto particular - relación de la realidad, incluyendo, por lo tanto, los aspectos relacionados con la transferencia.

La transferencia consiste en un fenómeno inconsciente, que vincula el pasado y el presente, por medio de la superposición del objeto original del pasado al presente (Seixas, 2011).

De esta manera, el "casework" sería más amplio y proporcionaría:

- relación fundamentada en los desplazamientos inconscientes;

- relación, primariamente reacciones y actitudes auténticas y comportamiento actualizado del cliente.

A su entender, la situación peculiar de buscar auxilio o buscar asistencia en una extensión subjetiva implicaría la relación transferencial.

Su clásico “La entrevista: sus principios y métodos” (Interviewing it´s Principles and Methods) publicado en 1942 fue traducido a varios idiomas, incluyendo el portugués, su 8ª edición fue publicada en Brasil en 1981.

A través de sus escritos Garrett muestra la importancia de que el trabajador social sea un entrevistador eficiente, conocedor de la naturaleza humana, sensible y empático.

La empatía puede ser descrita como un componente afectivo, presente en la comprensión de la condición emocional del otro.

 

Florence Hollis

Autora de gran influencia en el trabajo social de los casos. Tiene varias publicaciones, especialmente la investigación A Typology of Casework Treatment (“Una tipología de tratamiento en los casos de trabajo social”, 1967-1968).

Hollis utiliza la teoría psicoanalítica en la convergencia con el trabajo social. Uno de sus libros, conocido en los círculos académicos como la "biblia" para los profesionales del trabajo social clínico es Casework: Psychosocial Therapy, (Trabajo Social del Caso: Una terapia psicosocial) que presenta a los lectores en la teoría y los principios básicos de la práctica de la terapia psicosocial, junto con la atención al desarrollo histórico del enfoque, como ha sido enriquecida y expandida a lo largo de los años.

Este enfoque refleja un foco equilibrado en las personas, el medio ambiente y las formas en que las personas interactúan con el ambiente. Las técnicas esenciales, como la realización de entrevistas iniciales con los clientes, las intervenciones en caso de crisis, la elección del enfoque apropiado, son explicadas detalladamente y frecuentemente aclaradas con estudios de casos y viñetas. El libro fue desarrollado para el estudiante de postgrado que necesita dominar los principios, las teorías y el enfoque psicosocial de la práctica aplicada, pero también puede ser utilizado para abordar una variedad de cursos, incluyendo el estudiante de la graduación en Trabajo Social (BSW), como una introducción al Trabajo Social, que busca informaciones suplementarias sobre los principios básicos de la práctica clínica.

En su quinta edición, Casework: Psychosocial Therapy (1999) fue completamente revisada, para mantener los debates claros y actualizados. Se añadió nuevo material que abarca una mayor variedad de estudios de casos, debates sobre tópicos actuales como la influencia de la etnia y la diversidad en la práctica del Trabajo Social, cambios en los papeles de la vida familiar, cambios de ideas y enfoques prácticos, y una importante actualización bibliográfica.

 

Isca Salzberg -Wittenberg 

Trabajadora Social y Psicoterapéutica, acreditada para el cuidado de niños y adultos, trabajó durante más de dos décadas en la Clínica Tavistock en Londres. Ella ha publicado artículos en periódicos especializados y ha contribuido con capítulos de su autoría en variadas compilaciones psicoanalíticas.

Isca aborda aspectos importantes de la relación entre el trabajador social y el cliente. En su opinión, el autoconocimiento del trabajador social es el principal requisito de la relación, ya que permite al trabajador social tener un control emocional sobre las historias de vida de sus clientes, a veces similares a la suya propia.

Autora del libro “Psicanálise & Serviço Social, uma Abordagem Kleiniana”, traducido al portugués en 1974, aporta importantes contribuciones del trabajo social de orientación psicoanalítica, siguiendo la escuela de Melanie Klein

 

Virgínia Satir

Cuando se inició el movimiento de terapia familiar, los trabajadores sociales estaban entre sus colaboradores más numerosos e importantes. Entre los líderes de la terapia familiar estaba Virginia Satir, una trabajadora social graduada de la Universidad de Chicago, que fue pionera en la terapia familiar.

Después de graduarse en Trabajo Social, trabajó en el Instituto de Psiquiatría de Illinois. Centró su práctica terapéutica en la familia y estimuló a otros terapeutas a hacer lo mismo. Se mudó a California, donde fue cofundadora del Instituto de Investigación Mental (Mental Research Institute, MRI).

En 1962 el MRI recibió una subvención del NIMH, The National Institute of Mental Health (el Instituto Nacional de Salud Mental), permitiendo el inicio del primer programa de formación en terapia familiar. Virgínia Satir fue contratada como directora de este programa (Nichols, M. P. & Schwartz, R. C. – Artmed – 1998).

 

 Clare Winnicott

Fue la primera trabajadora social y psicoanalista británica, una de las últimas personas analizadas por Melanie Klein.

A través de su trabajo con niños desamparados durante la guerra, ella ha contribuido de manera notable a nuestra comprensión del desarrollo de los niños, la importancia del juego y la importancia de la conexión de los niños con sus familias. Junto con Donald Winnicott, un pediatra y psicoanalista, que más tarde se convirtió en su marido, ministró conceptos claros de las experiencias emocionales diarias de los niños. También ejerció una gran influencia en la formación de los trabajadores sociales y reconoció el papel crucial de la supervisión. Sus ideas eran nuevas y mostró sabiduría y tenacidad para provocar cambios.

Se plantea una pregunta instigadora: Aunque el trabajo de Donald Winnicott es bien conocido, el servicio social mundial y el psicoanálisis no han recibido casi ninguna información sobre las grandes contribuciones de Clare Winnicott (Kantar, 2004).     

“La ausencia de mediaciones teóricas y de instrumento metodológico adecuado para el desempeño del trabajador social brasileño en el campo de la salud mental dentro de la profesión ha creado una brecha que impide la interacción con la cultura profesional más contemporánea al fomentar una autonomización de la formación en el campo de la salud mental, que luego tiende a polarizarse sólo por el instrumento teórico y metodológico del propio campo de la psi. En nuestra investigación encontramos que en la bibliografía utilizada en los trabajos de conclusión (TCC) por los estudiantes vinculados a las prácticas en el campo de la salud mental, la bibliografía específica del trabajo social tiende a disminuir de forma gradual, hasta prácticamente desaparecer en los años 90.” (Vasconcelos, 2000, pág. 208, traducción nuestra)

 

 

 

TRABAJO SOCIAL CLÍNICO: CONCEPTO Y OBJECTIVOS

 

Según el National Membership Committee on Psychoanalysis in Clinical Social Work (1995), el Trabajo Social Clínico se define como una especialidad de la profesión de Trabajador Social.

Abarca valores genéricos, principios éticos, metodología y práctica dirigidos a la perspectiva persona-ambiente.

Sus propósitos son:

- diagnóstico y tratamiento psicosocial, interviniendo en situaciones de crisis, exclusión social y daños de cualquier orden;

- intervención en trastornos mentales, emocionales y las discapacidades del desarrollo;

- trabajar en la prevención de las disfunciones de orden bio-psico-social, estimulando la disponibilidad de recursos sociales para la solución de los problemas.

 

En la práctica del Trabajo Social Clínico se aplican conocimientos específicos, teorías y métodos, evaluación y diagnóstico, plan de tratamiento, intervención y la evaluación de los resultados.

El conocimiento de la práctica incorpora teorías biológicas, psicológicas y de desarrollo social.

Incluye, sin limitación, la comprensión del comportamiento humano, la psicopatología y la diversidad humana, las relaciones interpersonales, la dinámica familiar; los trastornos mentales, la tensión, la dependencia química, la violencia interpersonal, las consecuencias de la enfermedad; el impacto físico, social, ambiental y cultural; cognitivo, afectivo y las manifestaciones de comportamiento de los procesos conscientes e inconscientes.

Las intervenciones clínicas del trabajador social incluyen la evaluación y el diagnóstico, la intervención psicosocial en situaciones de crisis, las intervenciones psicoeducativas y las psicoterapias a corto y largo plazo.

Estas intervenciones se aplican en el contexto de relaciones profesionales confidenciales, con individuos, grupos, familias y parejas.

El Trabajo Social Clínico es notable por la versatilidad de sus profesionales y la variedad de sus funciones, incluida la de miembro de equipo y jefe de equipo en un ambiente multidisciplinario.

Los clientes - individuos, parejas, familias y grupos - se benefician de una variedad de servicios directos, incluyendo la evaluación, el diagnóstico, la planificación del tratamiento, la intervención/tratamiento, la evaluación de resultados y la gestión de casos. La configuración y los servicios del Servicio Social Clínico incluyen, pero no están limitados a lo siguiente: servicios para niños y familias, clínicas, tribunales forenses, alojamiento para ancianos, cuidados de salud a domicilio, hospitales, organizaciones sin fines de lucro, cuidados paliativos y de rehabilitación, consultorios privados, escuelas públicas y privadas, salud pública/salud mental y albergues para la rehabilitación.

La formación del Trabajador Social Clínico incluye el estudio teórico, el análisis personal o la sumisión a un proceso psicoterapéutico, así como la supervisión clínica con un colega con experiencia.

 

El Trabajo Social Clínico del Hospital de la Universidad de Duke, EE.UU

 

Los trabajadores sociales clínicos están disponibles en todo el hospital y en las clínicas ambulatorias para asistir a todos los pacientes y familias de diferentes partes del mundo en situaciones de estrés que pueden ser causadas por una enfermedad o una situación de la vida, como el sufrimiento emocional y psicológico, la pérdida y el luto, las situaciones familiares o sociales difíciles, la crisis y la adaptación a la enfermedad, la evaluación y la remisión para el abuso de sustancias, la violencia y el abuso familiar, la tutela, las ansiedades culturales.

Las ansiedades culturales implican una amplia gama de temas e identidades, incluyendo la religión, la etnia, la tradición, la orientación sexual, el género, etc. La cultura, las costumbres, las creencias y los productos de diversas instituciones o personas, en un momento, dado pueden influir enormemente en la forma en que las personas interactúan y en la forma en que se ven a sí mismas, positiva y negativamente.

Los servicios que se ofrecen son la evaluación psicosocial, la intervención en tiempos de crisis, la información, la educación y la remisión a los recursos comunitarios disponibles, el asesoramiento individual, de grupo, conyugal y familiar, las conferencias para pacientes y familiares, la planificación del alta en clínicas ambulatorias, los grupos de apoyo para pacientes y familiares, y la defensa de los pacientes y familiares en situaciones de tutela: un anciano discapacitado, un menor o adultos con discapacidades de desarrollo.

 

Algunas cuestiones:

 

¿Quiénes son los trabajadores sociales clínicos y qué hacen?

Los Trabajadores Sociales Clínicos son profesionales de la salud mental licenciados, habilitados para ayudar a las personas a encontrar soluciones a muchas de las situaciones más difíciles de la vida. Los Trabajadores Sociales Clínicos obtienen una maestría en un programa de dos años y después se especializan en un área de práctica específica. Pueden trabajar en el campo de la salud mental, la atención médica, la atención a los empleados, el abuso de sustancias, o tener una práctica privada de terapia en consultorios.

El objetivo de su práctica abarca todas las fases de la vida, desde la infancia hasta la vejez. El objetivo de su práctica abarca todas las fases de la vida, desde la infancia hasta la vejez.

 

¿Por qué elegir un trabajador social clínico?

Los trabajadores sociales clínicos tienen formación en terapia individual, de parejas, familiar y de grupo, así como en política y teoría de sistemas. Los Trabajadores Sociales Clínicos creen en la estimulación de las fortalezas del individuo y están capacitados para movilizar a la familia, los amigos y los recursos de la comunidad para ayudar a resolver los problemas.

 

Un ejemplo - Trabajadores Sociales Clínicos en Duke:

En el Hospital de la Universidad de Duke, los Trabajadores Sociales Clínicos Licenciados (LCSW) son miembros del equipo de atención a la salud que ayudan a los pacientes y a sus familias con el estrés asociado a las enfermedades repentinas y crónicas y su impacto en la vida diaria. Los trabajadores sociales también están a disposición del personal de Duke para consultas sobre cuestiones psicológicas, familiares o sociales difíciles, como la violencia familiar, los problemas de salud mental o el abuso de sustancias.

 

PANORAMA ACTUAL DEL TRABAJO SOCIAL CLÍNICO EN EL MUNDO

 

ALEMANIA

Se pretende que el Centro Europeo de Trabajo Social Clínico (CECSW) sea el lugar de encuentro de los discursos nacionales e internacionales sobre la producción continua de esta transferencia teoría-práctica. El CECSW se considera una interfaz entre los profesionales y los profesores universitarios, así como las sociedades científicas, las universidades, los profesionales y las asociaciones profesionales..

El Centro Europeo de Trabajo Social Clínico es una organización sin fines de lucro y tiene por objeto promover la ciencia y la investigación mediante la certificación provisional de la administración fiscal a las corporaciones.

El programa de Máster en Trabajo Social Clínico es particularmente adecuado para los profesionales que trabajan con asesoramiento psicosocial, cuidando y tratando a personas que se encuentran en un contexto de creciente aislamiento y exclusión social.

Con los conocimientos y aptitudes adquiridos, los trabajadores sociales clínicos no sólo se ocupan de los conocimientos metodológicos, sino de la aplicación creativa de los conocimientos en prácticas complejas y cambiantes y de la capacidad de crear, reflexionar y difundir nuevos conocimientos mediante la investigación para elucidar la acción práctica..

 

ARGENTINA

El enfoque socioterapéutico predomina en el trabajo social. Se considera una forma más dinámica, flexible y rápida de resolver los problemas individuales y familiares, ayudando al cliente a encontrar formas simples y eficaces de resolver los conflictos y beneficiarse de ellos. Se trata de darles herramientas para que adquieran la capacidad de vivir en harmonía y de ser congruentes en la manera en que se comportan en la vida.

La socioterapia sugiere un modelo de intervención basado en la metodología de intervención del trabajo social y el enfoque sistémico relacional. Este enfoque también involucra el ambiente familiar y social del cliente.

 

CANADÁ

Después del bachillerato es necesario hacer una maestría con un área de especialización clínica, por ejemplo, traumas y adicciones, a partir de ahí el trabajador social puede inscribirse en el Colegio de Trabajadores Sociales, como trabajador social clínico y psicoterapeuta. Hay un requisito de obtener un seguro para los posibles casos presentados por los clientes, que se sienten perjudicados.

Para que las aseguradoras de salud remitan a los pacientes, el trabajador social clínico debe tener al menos 2 años de experiencia y el seguro. No existen asociaciones específicas de trabajo social clínico, sino asociaciones de psicoterapeutas y formación complementaria mediante cursos gratuitos.

 

CHILE

No hay ideología hegemónica en el trabajo social y no se censura ninguna práctica en particular. Esto ha permitido que se publiquen artículos al respecto, con buena aceptación por el Colegio de Trabajadores Sociales de Chile.

Recientemente, el Trabajo Social Clínico ha sido reconocido y legitimado por el Ministerio de Salud, en el ámbito de la salud pública en varios enfoques clínicos, como por ejemplo el enfoque psicodinámico, sistémico, la terapia narrativa, entre otros, y puede ejercerse en la práctica institucional o en la práctica privada en los consultorios.

 

COSTA RICA

En Costa Rica, el servicio social clínico en general se denomina Procesos Terapéuticos en el Trabajo Social, e incluye tanto el trabajo que se puede hacer con una graduación en intervención de crisis, así como el trabajo más especializado, como la terapia familiar. Este último requiere posgrado, pero hemos incluido las dos opciones en ese nombre. Las tareas terapéuticas forman parte del Manual de Organización Y Funciones de La Dirección General De Servicio Civil, que regula el trabajo de los trabajadores sociales de diversas instituciones públicas. En la Caja Costarricense de Seguro Social, la terapia está indicada en los planes de trabajo y en los perfiles profesionales. El trabajo social clínico está reconocido en Costa Rica y legitimado por el Colegio de Trabajadores Sociales de Costa Rica.

 

ESPAÑA

En España, el Trabajo Social Clínico, así como las demás especialidades de la profesión, no tiene normas ni reglamentos. No hay asociaciones de trabajo social clínico. El Consejo General del Trabajo Social no ha reconocido el trabajo social clínico en función de la profesión en sus textos y código deontológico. La categoría está luchando por esto.

Hay un predominio de la asistencia centrada en el binomio necesidad-recurso. La psicoterapia no está regulada en el país y hay tendencias para la clínica de intervención social, especialmente desde los enfoques sistémicos y las narrativas.

 

LOS ESTADOS UNIDOS

Después de la Licenciatura (BSW) el aspirante a trabajador social tendrá que hacer una Maestría en Trabajo Social, 2-3 años de práctica supervisada después del MSW (Maestría en Trabajo Social). Es necesario someterse a un examen para obtener la licencia para llamarse Trabajador Social Clínico Autorizado (Licensed Clinical Social Worker, LCSW) y ejercer el trabajo social clínico.

Los trabajadores sociales clínicos autorizados (LCSW) prestan servicios en una variedad de ambientes, incluyendo consultorios privados acreditados por planes de salud, hospitales, salud mental comunitaria, atención primaria, entre otros.

La NASW - National Association of Social Workers defiende a los trabajadores sociales clínicos a través del proceso legislativo y reglamentario.

 

ISRAEL

En Israel, el servicio social tiene un amplio campo. Los trabajadores sociales hacen cosas diversas: se ocupan de personas de todas las edades, desde bebés hasta ancianos, que pueden tener muchos problemas diferentes, como discapacidad mental, trastornos emocionales, problemas familiares, entre otros.

En general, los trabajadores sociales practican la terapia, que se llama Tipul en hebreo, para tratar los aspectos emocionales de las personas.

Se encargan de la gestión de los casos, organizan servicios y actúan en el contexto sociofamiliar de las personas necesitadas.

Servicios Públicos y Privados: además de los principales organismos gubernamentales que prestan servicios, el servicio social opera en numerosos organismos gratuitos.

Los trabajadores sociales trabajan en los hospitales, donde apoyan y asisten a los pacientes y a sus familias, también prestan servicios en centros de tratamiento residencial, instituciones para ancianos, clínicas de terapia familiar y pueden trabajar en consultorios privados.

 

NORUEGA

Los trabajadores sociales participan en clases con médicos, profesores, psicólogos y enfermeras. Los cursos de especialización tienen una duración de dos años y es posible tomar otros cursos como terapia familiar o cursos dirigidos a la salud psíquica de bebés y niños pequeños al mismo tiempo.

Después de los dos años de estudio, existe la obligación de someterse a un examen, con derecho a un certificado.

No existe una asociación profesional de trabajadores sociales clínicos. Los trabajadores sociales en Noruega ya se han reunido en una organización específica, pero en los últimos años se ha estado asociando con diferentes organizaciones.

 

PERÚ

El Trabajo Social Clínico o el terapeuta trabajador social que trata las patologías sociales no está regulado en este país. Todo el mundo trabaja de forma dependiente en una institución.

La práctica más cercana al trabajo social clínico es el trabajo social en hospitales especializados en salud mental.

No hay una organización profesional de trabajadores sociales clínicos, pero hay una organización sindical en la capital llamada el Sindicato de los Trabajadores Sociales del Ministerio de Salud de la Región Metropolitana de Lima. (SITSAS-MINSA-LM).

Formalmente, existe una Asociación Profesional de Trabajadores Sociales del Perú, que es la entidad encargada de velar por el ejercicio profesional bajo los requisitos de la ley y la ética en la que todos deben inscribirse para ejercer la profesión.

 

PUERTO RICO

La Universidad del Este (UNE) está acreditada para programas de graduación y postgrado en los EE.UU. a precios asequibles. Los estudiantes se gradúan con habilidades profesionales en inglés y español. El Master en Trabajo Social Clínico prepara al estudiante para ofrecer servicios psicoterapéuticos a individuos, familias y grupos con el fin de mejorar el funcionamiento comportamental, emocional y mental de los participantes. Es legítimo el título de Trabajador Social Clínico.

Las agencias gubernamentales y las instalaciones de atención residencial se encuentran entre las otras opciones de empleo de los trabajadores sociales puertorriqueños. Algunos eligen trabajar en consultorios privados como psicoterapeutas.

 

PORTUGAL

En los años 90 se creó un curso de trabajo social clínico en la Universidad de Trás os Montes e Alto Douro (Vila Real). No tuvo éxito y fue reformulada por orientación ministerial. Ahora sólo se llama Trabajo Social.

En la actualidad hay muchos trabajadores sociales con formación complementaria en terapia familiar. Pueden trabajar en clínicas y consultorios privados como terapeutas familiares, mientras tengan esta formación completa reconocida y acreditada.

 

REINO UNIDO

En el Reino Unido no tiene una categoría denominada "trabajador social clínico". Todos son igualmente acreedores.

Los trabajadores sociales interesados en la práctica clínica buscan cualificaciones adicionales en una de las instituciones psicoterapéuticas o especialidades de asesoramiento, incluso hacerse miembros de sus respectivas asociaciones profesionales.

British Association of Social Workers (BASW) legitima a los trabajadores sociales descritos como "independientes", que son autónomos, incluyendo a los psicoterapeutas.

 

BRASIL

“El trabajo social en el Brasil vive un proceso persistente de represión de la subjetividad, el inconsciente, la sexualidad y la emoción, formando profesionales no preparados desde el punto de vista teórico y personal para hacer frente a los desafíos psicológicos y el sufrimiento humano, en este sentido, muchos trabajadores sociales han sentido la necesidad de complementar sus conocimientos en instituciones que forman a la psicoterapia individual, de grupo y familiar marcada por la práctica judicial liberal en prácticas privadas. Este movimiento permite a los profesionales ampliar sus logros económicos, superando el límite del trabajo asalariado, la forma hegemónica de las relaciones laborales de trabajo social en Brasil. Estos profesionales son criticados por las organizaciones corporativas y no son defendidos por los consejos de trabajo social. (Vasconcelos, 2000, pág. 210, traducción nuestra).”

 

Además de no defender los derechos y de no respetar la libertad de pensamiento de los profesionales de los servicios sociales como ciudadanos, a través de la dictadura marxista de su "Proyecto-Ideológico-Político-Partidário-Classista-Unilateral" (Oliveira, 2017), el Consejo Federal del Servicio Social, contradiciendo los avances en el trabajo social clínico mundial, descalifica autoritariamente la categoría mediante la cuestionable resolución 569/10: “Menú: Proporciona sobre el VEDACIÓN de la ejecución de las terapias asociadas al título y/o ejercicio profesional del trabajador social”. Esta resolución, vacía de argumentos jurídicos, científicos e históricos, promueve ante la comunidad científica brasileña prejuicios y desconfianza en la capacidad de los trabajadores sociales para seguir una ardua y larga formación, para la práctica clínica, en la práctica institucional o en la práctica privada en el enfoque de su elección, tales como: terapia familiar sistémica, terapia comunitaria, análisis bioenergético, arteterapia, psicodrama, psicoanálisis, entre otros, algunos de los cuales la profesión ha estado a la cabecera históricamente.

El Grupo CFESS/CRESS también cuenta con el apoyo de su afiliada, la Asociación Brasileña de Enseñanza e Investigación en Servicio Social (ABEPSS), que es una entidad académica e ideológica que ordena y proporciona el proyecto de formación en trabajo social en el Brasil, en las esferas de la graduación y el posgrado.

Estas entidades "representativas" han estado empobreciendo científicamente una profesión plural de excelencia mundialmente, además de contradecir los principios fundamentales del Código de Ética del Trabajador Social Brasileño, entre ellos:

II. Defensa inquebrantable de los derechos humanos y rechazo de la arbitrariedad y el autoritarismo.

 

Finalizo con la reflexión de William S. Meyer, refiriéndose a los límites impuestos al servicio social en Brasil, a través de un correo electrónico dirigido a la autora en diciembre de 2001.

“Mientras que los Psiquiatras tienen el saber y la práctica de la medicina, mientras que los Psicólogos saben sobre las pruebas psicológicas, los Trabajadores Sociales saben sobre el ambiente y especialmente saben sobre el cuidado a través de la construcción de relaciones terapéuticas.

¿Por qué se trata a los trabajadores sociales como ciudadanos de segunda clase en la comunidad de la salud mental? ¿Por qué dejan que esto suceda?” (Meyer, 2001, traducción nuestra)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

--Araújo, Verli Eyer. Serviço Social Clínico: Transferência, Contratransferência.  Editora Agir, 1982.

 

--Brandell, Jerrold R. Theory and Practice in Clinical Social Work. The Free Press, New York, 2007.

 

--Der Deutsche Berufsverband für Soziale Arbeit e.V. (DBSH). https://www.dbsh.de/

 

--DVSG for clinical social work. http://dvsg.org/startseite/

--Dicionário On Line de Português. https://www.dicio.com.br/subjetividade/

-- Grupo ConVivir, Argentina.

http://www.convivirgrupo.com.ar

https://www.facebook.com/grupo.convivir

--European Center for Clinical Social Work, Berlim, http://www.eccsw.eu/.

-Garrett, Annette, A Entrevista Seus Princípios e Métodos, 6ª Edição

Editora: Agir, 1974

 

--Hamilton, Gordon. Teoria e Prática do Serviço Social de Casos, 2ª Edição.

Agir Editora, Rio de Janeiro, 1973


--LEI No 8.662, DE 7 DE JUNHO DE 1993. Dispõe sobre a profissão de Assistente Social e dá outras providências.
http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/leis/L8662.htm

 

--Kanter, Joel S., Face to Face with Children: The Life and Work of Clare Winnicott. Karnac Books, London,2004.


--Meyer, William S., O Assistente Social Psicanalista/O Serviço Social Psicanalítico                                            Qual será a nossa mensagem?

Clinical Social Work Journal, Vol.28, Nº. 4, 2000

 

--Israel, http://www.nbn.org.il/aliyahpedia/employment-israel/professions-index-employment-israel/medicine-health/social-work/

 

--NASW, https://www.socialworkers.org/
National Association of Social Workers -Capítulo de Puerto Rico.
http://www.naswpr.org/

 

--Oliveira, Edson Marques, 23 TESES PELA REFORMA DO SERVIÇO SOCIAL BRASILEIRO.Pelo Resgate de sua Identidade e de uma Cultura Profissionalizante, Toledo, Paraná, 23 de setembro de 2017.

 

--Social Work Services, Duke University Hospital

https://www.dukehealth.org/support-services/social-work-services?fbclid=IwAR1gX1hfwmPt9wM7S92WZFAJxbMFC7ak-yMYaI7FVxrsAXJigvARLbpKNxI

 

--Seixas, Sonia G. M., É Possível Haver a Transferência Analítica em uma Instituição de Saúde Mental?

 

Periódico Estudos de Psicanálise, Círculo Brasileiro de Psicanálise, versão impressa ISSN 0100-3437, no.35 Belo Horizonte jul. 2011.

http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0100-34372011000200013

 

--Seixas, Sonia G. M., Serviço Social e Psicanálise: Uma União Abençoada por Freud.

Artigo publicado no Jornal do Conselho Regional de Serviço Social, 5ª Região, Bahia, Ano 05, n° 09, fevereiro /março /abril 2000.

 

---Seixas, Sonia G. M, “Um novo olhar para o Serviço Social: Subjetividade e Prática Clínica.”  Trabalho apresentado na Conferência da FENAS, Curitiba,2011.

https://www.facebook.com/groups/130841207034080/permalink/405668122884719/

 

--Código de Ética do/a Assistente Social,

http://www.cfess.org.br/arquivos/CEP_CFESS-SITE.pdf

 

--RESOLUÇÃO CFESS N.º 383/99 de 29/03/1999 EMENTA:  Caracteriza o assistente social como profissional da saúde.

http://www.cfess.org.br/arquivos/resolucao_383_99.pdf

 

--CFESS, Resolução Nº 569, de 25 de março de 2010. Disponível em: http://www.cfess.org.br/arquivos/RES.CFESS_569-2010.pdf

 

--CFESS Posicionamento referente à    inserção    de assistentes sociais nos procedimentos do Sistema Único de Saúde (SUS)relacionados   às   práticas   integrativas e complementares (PICs).

http://cressmt.org.br/novo/wp-content/uploads/2019/07/Of%C3%ADcio-Pr%C3%A1ticas-Integrativas-CFESS.pdf

 

--Freud, Sigmund, Edição Brasileira das Obras Completas, Vol. XX, Imago Editora,
Rio de Janeiro,1980.

 

--Salzberger-Wittenberg, IscaPsicanálise & Serviço Social.
Uma abordagem Kleiniana, Imago Editora ,1974.

--Satir, Virginia, TERAPIA DO GRUPO FAMILIAR, Livraria Francisco Alves Editora, Rio de Janeiro,1977.

 

--Vasconcelos, E, M. SAÚDE MENTAL E SERVIÇO SOCIAL: o desafio da subjetividade e da interdisciplinaridade, RJ, 2000, Cortez Editora.

--Northen, H. Serviço Social Clínico: Um Modelo de Prática,

    AGIR Editora, 1984.

 

--NASW Capítulo de Puerto Rico.http://www.naswpr.org/index.php/practica-y-desarrollo-profesional. Universidad del Este (UNE)

https://www.master-maestrias.com/Maestr%C3%ADa-en-Trabajo-Social-Especialidad-en-Trabajo-Social-Cl%C3%ADnico/Puerto-Rico-(US)/Universidad-del-Este-(UNE)/

 

--Colegio de Trabajadores Sociales de Costa Rica, http://www.trabajosocial.or.cr

 

-- Meyer, William S., Serviço Social Clínico: Uma mensagem de um Colega Americano, https://www.facebook.com/notes/servi%C3%A7o-socialsubjetividade-cl%C3%ADnica/servi%C3%A7o-social-cl%C3%ADnico-uma-mensagem-de-um-colega-americano/415975971853934/

DECLARAÇÃO DE TRADUÇÃO

Eu, Sabrina de O. S. Telles, CPF nº 055.214.025-27, declaro que realizei tradução do artigo científico “SERVIÇO SOCIAL: BREVES CONSIDERAÇÕES HISTÓRICAS E CAMINHOS PARA A EVOLUÇÃO DA ESPECIALIDADE ‘SERVIÇO SOCIAL CLÍNICO’”, cuja autora é Sonia Guiomar Martins Seixas, da língua portuguesa para língua espanhola, para fins de publicação.

Salvador, 13 de agosto de 2020.

Sabrina de Oliveira Silva Telles